Para Guillermina (y Jorge)

 veces el viento empuja fuerte hacia el otro lado a quien hemos amado,
luego la brisa le devuelve a los océanos…]

Te fuiste
gas noble de nostalgia
dejando una luz breve
tan eterna
entre luciérnagas
para que te buscara
asomada en la pantalla
de una película real
vívida
percibida
a través de mis párpados
desvelados por ti.

Ando día a día
en silencio
amordazando tu recuerdo
desvelando el aroma
de la piel que te habitaba
los rincones
en los que dejé mis manos
las que cuidaron
tu pensamiento, tu cortés existencia.

No me pidas
el sombrero, ni la máscara
que modelan hoy mi vida
dentro del océano,
te pido risas
y letras para sustentar
ésta sin vida
tuya, mía
nuestras.
Que dejaste respuestas
incompletas
en un horizonte de dudas…

Vuelve, sigiloso
en la brisa
en el mar donde navegamos
vuelve entre árboles
dando sombra
vuelve y regresa
sin prisa,
en la noche transparente,
caballero
para recordar
y no olvidarte nunca,
vuelve,
vuelve, para envolverte.

Anuncios