Doblada en el respaldo del asiento

la espalda curvada se encoge

mira un espejo quebrado

donde la suerte

mancilla los recuerdos.

El nido del pájaro

apareció sobre los surcos

levantó los arados

dejando un hálito de esperanza.

Anuncios