Ojeé las alas
profusas, determinantes

como en un ahogo
entretejí otoños oscuros
hasta dejar perdida la inocencia.

Tal vez me hayas olvidado
los ojos desacompasados
ausentes gritan…
Sólo las palabras vuelan
bajo el recuerdo
de la piel argenta.
Me siento, me quedo atrapada
en un minúsculo tiempo
chocando
tras la tenue luz
en la absoluta nada.

Anuncios