Escucho fluir el maremágnum
del sauce apresado
adherido a la hojarasca
sobre la que cae, lánguido.
El color confluye
da paso al baile
danzando sobre los ojos perfumados.

He encontrado el camino
alternativo, distante.
Un breve inciso
para sentir el bagaje esperado
el vaivén del árbol
entregado,
quizás plausible.
Lejos discurro huellas
imaginadas, despiertas.

Así es el paisaje
íntimo, pasivo
quedado a nuestros pies.

Anuncios