Traigo un espíritu
libre

dejé los relicarios en la entrada
vengo limpia
purificada

las arenas en el desierto
adormecidas
han mecido mis costumbres

agito mi cadera
bailo al viento

sensual

profusa

oigo la arena: respira

anochece
ahora todo es más lento
camino errática
purificada
limpia
en silencio.
Me marcho tras las dunas
me arrastro lejos.

Anuncios