Nadie conoce
interiormente
nuestras almas
juntas asidas al pensamiento
permanecemos
desconocidas
tú y yo
ambas.

 

Anuncios