Un día hice realidad un sueño llamado “dulce ARSÉNICO”, como un lugar de creación artística y literaria. Un barco que navegó por aguas caudalosas y cristalinas, pero con el tiempo llegó a su puerto, concluyendo así un hermoso viaje literario.

Tras un tiempo de reflexión personal surge BÖRTE, con el deseo semajante al de esta mujer histórica de impulsar un nuevo camino. Un camino poético, cultural y literario que dé cabida a mis expresiones poéticas, con la esperanza de que en un futuro cercano pueda surcar de nuevo un océano editorial.

En estos tiempos de brecha cultural, de incertidumbre es el momento de exponer nuestros pensamientos, nuestras utopías.

Anuncios